Estudios Receintes

Estudios

Paren el plagio de himnos


    





Asuntos tratados:

Himnos, cánticos espirituales, canciones cristianas, Trinidad, Jesucristo, iglesia evangélica, iglesia protestante, himnario bautista, himnario presbiteriano, himnistas, derechos de autor, plagiar, plagio, octavo mandamiento, noveno mandamiento, sectas seudocristianas, templo, coro, mormonismo, mormones, Joseph Smith, sabatistas, sabatismo, adventismo, adventistas, Elena de White, Hellen White, antitrinitarios, anti-trinitarios, saturno, arcángel MIguel, Azazel, shekinah, cábala, jesuitas, ojo místico.


9 comentarios:

  1. Estimado que cosa más absurda usted está exponiendo, por lo menos en el principio de su presentación. En primer lugar los himnos no estaban bajo dominio de "iglesia evangélica", de hecho con ese término existen miles de diversas denominaciones que se denominan así, y evidentemente no todas son lo mismo. Los himnos cristianos tienen dos categorías los que poseen derechos de copyrights y los que son de dominio público. Todos los himnos prácticamente de 1920 para abajo son de dominio público porque sus autores ya fallecieron y las licencias de copyrights no fueron renovadas por lo tanto son libres para cualquier persona, esto incluye el caso que presenta del himno de 1845. Los otros himnos que si poseen derechos de copyrights pertenecen exclusivamente a sus propios dueños y estos son diferentes personas, no lo es "la iglesia evangélica". Cada dueño legal de estos himnos concede bajo permiso las condiciones de lo que las demás personas pueden hacer con sus himnos, algunos permiten que sea cantado, otros simplemente quieren poseer todos los derechos, otros no permiten que se genere dinero con el uso de los himnos, etc... La mayoría de los himnarios como bien señalas poseen una página en donde se encuentra el listado de himnos que se encuentran bajo copyrights, o por lo menos el que yo tengo lo posee. Para realizar la publicación de un himnario bajo derechos de copyrights evidentemente no es posible hacerlo si la obra contiene un plagio de otro. Por lo cual supongo porque no tengo como demostrarlo que todos los otros himnarios han obtenido los debidos permisos para poder publicar en otra obra los himnos que allí se encuentran bajo condiciones de copyrights.

    En resumen usted lo que reclama es una total locura. Los himnos tienen autores y sus autores son los dueños legales y no una denominación religiosa en particular. Existe la iglesia Metodista, Bautista y Anglicana con sus respectivos himnarios también que incluyen también varios de estos himnos, y estas tres son diferentes entre sí, pueden considerarlos evangélicos pero no necesariamente. El término evangélico es hoy en día cualquier cosa, porque cualquiera puede formar su iglesia evangélica, por tanto lo que usted habla vienen siendo un absurdo.

    Hay muchas cosas en este documento que son un error. Pero me reservaré darle más comentarios al respecto, porque seguro que solamente con este, que ni siquiera es teológico será incapaz de reconocerlo, porque siempre el ser humano responde igual, es reacio a recibir corrección y admitir que se equivocó. El espíritu de humildad y mansedumbre no parece predominar en usted. El espíritu apacible, lleno de amor y bondad, con el debido respeto y celo en el Señor, no se ve en sus palabras, y muchos menos el espíritu de ser educable y de que verdaderamente anhela conocer la verdad y el amor de Dios.

    Dios se apiade de usted, y le permita producir arrepentimiento para vida eterna.
    Bendiciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted requiere que la herencia evangélica sea "cualquier cosa" y que cualquier persona disponga de ella. Eso que pide usted de los evangélicos no lo haría con sus cosas personales o familiares, ni con las cosas de su secta.

      Eliminar
  2. me parece tendencioso el articulo muy buenos los datos históricos de los autores de los himnos, pero lo demas parece mas bien como un articulo para quejarse por parte de un evangélico, argumentando que su doctrina es real y genuina y las de los demás no tienen crédito, haciendo uso de los mandamientos, como el 8 y el 9 pero dando por invalido el 4. ademas de dar el nombre de secta a estas otras denominaciones que vienen del mismo principio o de muy parecido origen!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son ustedes quienes se vanaglorian de la ley, pero a la hora de la verdad no la aplican frente al patrimonio ajeno.

      Eliminar
  3. Triste, lástima que a los adventistas no les interesa que los llamen "sectas", total, la iglesia de Dios, la verdadera, la que tiene y guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de jesucristo (Apocalipsis 12:17).Escrito está que ésta iglesia sufrirá la ira del dragón, desde las mas viles persecuciones hasta simples e inofensivos blogs dedicados a desacreditarlos...pero en fin.

    saludos!

    ResponderEliminar
  4. Podría estar mucho de acuerdo con su tesis. Sin embargo, hay varios puntos que afectan a todos como el hecho de que nuestros himnarios evangélicos también cambian los títulos de los himnos de acuerdo con ciertas posturas doctrinales. Algunos himnarios deciden omitir "la ira de Dios" al considerarlo un poco agresivo prefiriendo himnos que enfaticen el "amor de Dios". Cierto que declarar la creatividad himnódica de la iglesia protestante como adventista, mormona, etc. si lo considero como plagio. Peor con los "mormones" quienes, gracias a su apologista Elisa Snow incorporan su aberrante teología politeísta a las tonadas de la iglesia protestante. Además de plagiar la música eliminan los genuinos textos cristocéntricos que tanto nos caracterizan. Sería ideal que al menos todos los himnos tuvieran el mismo número en todos los himnarios bautistas, presbiterianos, metodistas, nazarenos, etc. tal y como es el caso de la Biblia que todos usamos. Eso nos fortalecería y unificaría mucho más. La verdadera desgracia es que el himnarios se está convirtiendo en un dinosaurio extinto al dar paso a la nueva tendencia de permitir la nueva y estridente música contemporánea que ha causado que muchas iglesias manden el himnario a un olvido total. Incluso iglesias de soteriología reformada están sucumbiendo a dicha tendencia a pasos agigantados. Algunas todavía mantienen el "culto tradicional" pero ofrecen también el "culto contemporáneo" con sus aberrantes ritmos mundanos y ensordecedores decibelios. Toda una herejía en consideración a Col 3:16. En irónico contraste, son los adventistas y mormones quienes todavía respetan la música tradicional evangélica al seguir cantando himnos en sus congregaciones. Siendo bautista de la convención decidí salir de esta denominación dada su tendencia a eliminar los himnos y me fui un buen rato con los hermanos presbiterianos quienes todavía mantenían el himno como base sólida doctrinal. La desventaja es que aquí en Mexico ya comenzaron a transformarse obligándome a buscar otra denominación que tuviera todavía el canto de los himnos. He encontrado un iglesia bautista independiente fundamentalista en Tijuana donde acompañan los himnos con ensamble de cuerdas cantando en forma muy reverente. Mi única dificultad es que son anticalvinistas y al ser seguidor de las enseñanzas del Dr. John MacArthur me siento fuera de lugar con tal postura. La iglesia metodista de Playas de Tijuana y sus filiales cuentan con "grupos de adoración" con estridentes guitarras eléctricas y estruendosas baterías que se oyen a varias cuadras de distancia. Han aniquilado totalmente la memoria de su gran himnista Charles Wesley. Antes de cerrar, manifestando apoyo a su escrito, y como músico profesional que soy, le menciono que Isaac Watts (inluso Charles Wesley) nunca compuso una sola tonada a sus maravillosos textos por lo que no se le puede considerar compositor. Mas apropiado sería decir himnista. Muchas bendiciones en el nombre de nuestro soberano Dios.

    ResponderEliminar